martes, 27 de noviembre de 2012

PARA LAS MÁS ATREVIDAS

Hace tiempo, compré un rollo de "cuero" muy bien de precio, aunque me advirtieron de que no era cuero autentico.
Estaba empezando, y no podía permitirme gastar un dineral comprando 25 metros de cuero, para que después la cosa no me saliera bien. LO HICE.

Con el tiempo encontré utilidad para esa especie de cuero. A diferencia del cuero de alta calidad, este era muy flexible, y se podía trenzar con una facilidad sorprendente, busqué un cierre apropiado, y le introduje unas pequeñas cuentas. Este fue el resultado.